La policía toma Boston a la caza del segundo sospechoso de los atentados


Tres días después de que dos bombas matasen a tres personas en la meta del maratón de Boston, las autoridades de Boston han lanzado una operación para detener a uno de los sospechosos del ataque el pasado lunes en el maratón de la ciudad y que ha obligado a ordenar a un millón de personas que permanezcan encerradas en sus casas. La policía, apoyada por efectivos del FBI, el servicio secreto y equipos especiales del SWAT persigue al joven de los hermanos Tsarnaev, considerados autores del atentado, en el vencindario de Watertown, y donde los agentes han aislado un bloque de unas 20 viviendas.
El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, intervino este viernes en una rueda de prensa para confirmar que "la persecución continúa" y que "los ciudadanos deben quedarse en sus casas y no abrir la puerta a nadie que no se identifique como agente".
La persecución que se adivinaba larga ante la posibilidad de que los sospechosos del atentado de Boston hubieran abandonado ya la ciudad e incluso el país dio en la noche del jueves un giro espectacular con una impresionante operación en la localidad de Watertown, en los alrededores de Boston, que hasta el momento ha arrojado un resultado de un muerto —sospechoso número Uno— y la persecución del otro individuo —sospechoso número Dos, el hombre que aparece con un gorro blanco en las imágenes publicadas por el FBI—. Fuentes de la investigación señalan que el fugitivo se llama Dzhokhar A. Tsarnaev, residente legal en Estados Unidos desde años, de 19 años y origen checheno. El fallecido sería su hermano Tamerlan, de 26 años, según asegura la agencia Associated Press, tras recibir la confirmación un famiiliar.
OPERACIÓN POLICIAL EN BOSTON. Pinche sobre la foto para ampliar
Ruslan Tsarni, el tío de los sospechosos, aseguró ante la prensa este viernes que quería que su familia estuviera lejos de los jóvenes, quienes llegaron a EE UU en 2003, directamente a Cambridge, Massachusetts. "Esto no tiene nada que ver con Chechenia, los chechenos son buenas personas", declaró. "Hace años que no les veo". Tsarni rechaza que la actuación de sus sobrinos esté relacionada con el Islam -"eso es mentira", dijo- y explicó que el viernes por la mañana fue contactado por reporteros de diferentes medios y que pudo reconocer a sus sobrinos al ver sus fotos en internet.
Mientras continúa el enorme despliegue para dar encontrar al segundo sospechoso, las autoridades han revelado que otras dos personas se encuentran en custodia, pero no han querido confirmar que se les considere sospechosos. Estos dos individuos residen en la misma casa en la que, supuestamente vivían los hermanos Tsarnaev, en la calle Norfork, en Cambridge (Massachusetts), que se encuentra cercada por agentes del FBI.
En Washington, el presidente Obama se encuentra reunido en laSituation Room de la Casa Blanca con el vicepresidente, Joe Biden, y los responsables de Seguridad Nacional, la CIA, el FBI y Departamento de Estado, para seguir los últimos desarrollos de la operación policial.
Las televisiones ya ofrecen la imagen del primer sospechoso con un elocuente título de Muerto sobre la fotografía —este individuo falleció por los disparos de las fuerzas del orden y fuentes hospitalarias han confirmado que su cuerpo tenía quemaduras, resultantes de una explosión—. Sobre la instantánea del segundo sospechoso está el rótuloSe Busca.
La policía está tratando de confirmar si el sospechoso abatido portaba un chaleco con explosivos. Los agentes han informado de que los dos perseguidos abrieron fuego con pistolas y explosivos cuando los agentes intentaron acercarse a ellos. Los presuntos autores del atentado trataron de proteger su huida lanzando granadas desde un coche. 
Este viernes, el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha pedido a los ciudadanos de Boston que permanezcan en sus casas. El área de Watertown se encuentra cerrada y se ha cerrado el espacio aéreo en esa zona. La ciudad de Boston, de cuatro millones de habitantes, permanece completamente paralizada. El servicio de transporte público y el de taxi se ha suspendido y todas las Universidades de la zona han cerrado sus aulas. Las autoridades han obligado a cancelar todos los servicios de tren regionales y la línea con destino a Providence, la capital del Estado vecino de Rhode Island, se ha interrumpido de manera indefinida.
Cientos de policías se hallan desplegados en Watertown, a pocos kilómetros de Boston, con el objetivo de detener al fugitivo. Los agentes están rastreando la zona casa por casa. Las autoridades han ordenado paralizar los servicios de transporte público en toda el área de Boston y se han restringido todos los vuelos sobre el área urbana.
La alerta se dio cuando, poco antes de que acabase el día, se produjo un tiroteo en el campus del conocido como MIT (el prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts), donde un agente de seguridad del recinto moría tras ser conducido a un hospital tras el intercambio de disparos. Otro agente resultó herido en ese enfrentamiento. 
A partir de ese momento, se especuló con la posibilidad de que el tiroteo no fuese un acto de violencia aislado y que, de alguna manera, estuviera relacionado con la persecución de los responsables que el lunes provocaban la muerte de tres personas y más de 170 heridos.
Los coches patrulla vuelan por las calles de Boston haciendo sonar sus sirenas, en una ciudad que amaneció con sus calles cortadas cuando el más de millón de habitantes que la forman comienza su día con el transporte público (el famoso 'T', el metro) cerrado al público. La policía está haciendo advertencias a través de televisiones y radios locales para que la gente permanezca en sus casas ya que el segundo sospechoso está a la fuga, va armado -con pistolas y explosivos- y es "extremadamente peligroso".
La zona cero de la persecución —con cientos de policías rastreando su pista— se encuentra en la localidad de Watertown, a pocos kilómetros de Boston, donde se supone se refugia el huido. Varios vecinos de la localidad afirman haber escuchado fuertes detonaciones durante los enfrentamientos. La policía considera que el hombre que ha logrado evitar la detención es el que aparecía con una gorra blanca en las fotos distribuidas el jueves por el FBI e identificado como el "sospechoso número dos" del atentado durante el maratón. "Creemos que es un terrorista", ha dicho el comisario Ed Davis.
Extremando la prudencia en una ciudad bajo un fuerte impacto emocional y con los nervios a flor de piel, el MIT ha comunicado en su página web en la misma madrugada del viernes que la policía del recinto ha determinado que el sospechoso por el tiroteo no continúa en el campus y que es seguro reanudar la actividad normal del centro. La policía estatal y la de la localidad de Cambridge colaboran con los agentes del centro en la investigación. David Procopio, un portavoz de la policía estatal de Massachussets, ha comunicado que desconocen los motivos de los disparos y que el fiscal del distrito del condado de Middlesex lidera la investigación sobre la muerte del agente.

Entradas Relacionadas


Publicidad

Deja tu comentario!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada